domingo, 12 de abril de 2009

REFLEXIONANDO


"En mi vida hice mucho bien y mucho mal,pero todo el bien lo hice muy mal,y todo el mal lo hice muy bien" Richelieu
- prezioso.net-



Cuantos nos vemos en esta encrucijada, cuantos creemos estar haciendo bien cuando el resultado es totalmente opuesto. Salvando las distancias con este cardenal, podemos decir que la visión humana en la mayoría de las veces es difusa y equivoca. Quizás por ello tenemos que poner más atención en todo lo que hacemos y sobre todo en lo que pensamos, ya que nuestros pensamientos tarde o temprano se convierten en acciones. Solamente fijarnos en una ley que es la misma para todos, la de causa-efecto sera nuestra arma para vivir con coherencia y vehemencia. Esperando actuar siempre de una forma correcta para uno y para los otros.



5 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Tienes toda la razón. hay que aprender a distinguir. a veces creemos que somos perfectos y hacemos mucho bien cuando en realidad estamos importunando a otras personas...Un abrazo!

Rebe dijo...

Pienso que haciendo el bien esperas resibir algo ahi esta el dilema, da sin esperar asi te sentiras pleno. abrazo

Silvia_D dijo...

Todo es falta de reflexión, pero, rectificar se de sabios y hay que hacerlo de corazón.

Besos y buena semana

Elisabeth dijo...

tienes todita la razon hay veces q crees estar haciendo lo correcto y estas totalmente equivocado pero como dice silvia rectificar es de sabios


besitossss

Mariana Alvez Guerra dijo...

Quizas la respuesta se encuentre en e conocido y sencillo refrán, no e hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran