jueves, 20 de noviembre de 2008

HISTORIA DE UN CABALLERO

Un hombre una vez vió que con su armadura no llegaba a sentír nada,ni la brisa de la mañana,ni el calor humano de una caricia.Comenzó a pensar y reflexionó que la armadura le limitaba la vída y que la fuerza residía en él como potencial inherénte y no en la resistencia de su armadura.Y desde entonces vivió libre porque perdió el miedo al dolor.Sabiendo que no es más que una parte de la vída.Y también hay que vivirla aúnque no nos guste.Desde entonces fué libre por siempre,aceptando que el ganar siempre conyeva perder algo.La vída resta pero él aprendió a sumar,y por siempre fué feliz.

7 comentarios:

Mario dijo...

Que gran moraleja se extrae de este escrito...

Un abrazo.

buscadordesueños dijo...

Gracias Mario,creo que muchos de nosotr@s alguna vez hemos ejercido de caballeros.Cuestión de liberarse de lastre... .Un abrazo

KALISTA dijo...

Que buen post, cuanto significado...
Seguramente ese caballero, sin armadura, despues de sumar comenzará a multiplicar...
Buenos atardeceres, bellos, digo esos que puso ahi arriba... no me canso de mirarlos... abrazo.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

HAY SI... LA ARMADURA A VECES ES DE PLOMO TAMBIEN COMO CUESTA SACARLA PERO HAY QUE IR POR LA LIBERTAD

AriaDna dijo...

El despertar de morpheo es el despertar de un sueño

Tienen un blog precioso lleno de sentimiento

gracias por tu cálida visita

un beso

DianNa_ dijo...

La armadura no sirve para proteger el alma y realmente lo que al final acarrea es soledad, me alegro por el caballero :)

Besos, niño

buscadordesueños dijo...

Así sea kalista que llege a multiplicar.



M@ry libertad siempre cueste lo que cueste.



Ariadna mi sueño es no dejar de soñar.Gracias por asomarte eres maravillosa y dulce como yo suponía.Un beso


Dianna mi armadura es el descubrir que no tengo nada que cubrir.Besos mi niña